¡Ya está disponible la temporada 9 de JcJ de Cataclysm Classic!

por Blizzard Entertainment el May 29th a las 3:00am

Participa en una nueva temporada JcJ que arrancará con el reinicio semanal. Reúne un equipo y enfrentaos al desafío de las arenas puntuadas y los campos de batalla puntuados con el fin de obtener puntos de conquista que podréis usar para conseguir más equipo JcJ más poderoso.

La temporada 9 también trae dos nuevos campos de batalla, la Batalla por Gilneas y las Cumbres Gemelas, y una experiencia JcJ dinámica.


Nuevas mazmorras de bandas: la batalla comienza el 30 de mayo

A partir del 30 de mayo a las 00:01 CEST en todo el mundo, los jugadores de nivel 85 podrán dar sus primeros pasos en tres mazmorras de banda: Bastión del Crepúsculo, Descenso de Alanegra y Trono de los Cuatro Vientos.

El Bastión del Crepúsculo se alza como un símbolo oscuro del poder floreciente de los dioses antiguos en Azeroth. Varias ramas del Martillo Crepuscular moran bajo esa imponente fortificación, considera como el centro de control principal del culto, junto a su maquiavélico líder, Cho'gall. Allí, él y sus sirvientes conspiran para que las visiones apocalípticas de los dioses antiguos den su fruto, drenando de Azeroth toda cordura, esperanza y vida.

Zona: Tierras Altas Crepusculares
Dificultad: (10) Normal, (10) heroica, (25) normal, (25) heroica
Jefes: 4 (5 en dificultad heroica)

  • Halfus Rompevermis: Imbuido de poderes antinaturales y de aguante por Cho'gall, el ettin Halfus Rompevermis captura dragones para usarlos como forraje en los rituales del Martillo Crepuscular. Con este fin, ha esclavizado a un protodragón behemoth para que lo ayude a cazar sus presas aladas.
  • Theralion y Valiona: Alcanzaron la madurez mediante la magia. Valiona y Theralion estaban destinados a ser los mejores especímenes de una nueva nidada de dragones Crepusculares que liderarían su linaje para eliminar toda vida en Azeroth. En vez de eso, utilizan sus increíbles poderes para luchar entre sí.
  • Consejo de ascendientes: Son los cultores más poderosos del Martillo Crepuscular y están a punto de convertirse en seres elementales, los miembros del Consejo de ascendientes olvidaron hace tiempo su existencia como meros mortales. Desde su perverso sagrario observan la selección de los nuevos candidatos para la ascensión.
  • Cho'gall: Bajo el control de Cho'gall, el clan orco del Martillo Crepuscular se transformó en un culto de asesinos obsesionados con los dioses antiguos y con su heraldo, Alamuerte. El contacto prolongado con su oscuro maestro ha deformado tanto la mente como el cuerpo de Cho'gall.
  • Sinestra (solo en dificultad heroica): Sinestra, la consorte principal de Alamuerte, creó los primeros dragones Crepusculares, pero acabó siendo destruida por una de sus terroríficas creaciones. Ahora que solo es un cascarón destrozado reanimado con malas artes, Sinestra supervisa la creación de nuevas nidadas Crepusculares.

Se creía que Nefarian y sus retorcidos intentos de crear una nueva raza de dragones habían sido derrotados tras la muerte de este en la Guarida de Alanegra. Pero han surgido historias de que su padre, Alamuerte, ha reanimado a Nefarian y le ha puesto a trabajar en el Descenso de Alanegra. Mucho se teme que los horripilantes experimentos que se llevan a cabo allí alcanzan un nivel de perversidad que supera con creces los antiguos crímenes contra natura de Nefarian.

Zona: Estepas Ardientes
Dificultad: (10) Normal, (10) heroica, (25) normal, (25) heroica
Jefes: 6

  • Sistema de Defensa de Omnitron: El Sistema de Defensa de Omnitron se conoció en su momento como la mayor maravilla tecnológica de los enanos Hierro Negro. Cuando Nefarian llegó al Descenso de Alanegra, restableció el destartalado sistema para que aniquilara a los intrusos en su laboratorio.
  • Faucemagma: Faucemagma es un gusano de lava colosal que invocaron hace siglos, de las Tierras de Fuego, los servidores Hierro Negro de Ragnaros. Nefarian considera a Faucemagma una molestia preocupante, pero ha acabado gustándole alimentar a la bestia con experimentos fallidos... y sirvientes.
  • Atramedes: Atramedes, o el experimento 25463-D, es un intento fallido de conferirle sentidos mejorados a una cría de dragón Negro. El bálsamo tóxico que le aplicaron a la estirpe le dejó ciego, obligándole a confiar en su oído y su olfato para sobrevivir. Sería una historia trágica... si Atramedes no fuera tan malvado.
  • Chimaeron: Terrorífico. Feo. Malvado. Mátalo.
  • Maloriak: El humano Malory era un joven alquimista brillante hasta que Nefarian lo raptó y lo fusionó con el cadáver de un dragauro. El resultado, Maloriak, es un esbirro incompetente al que apenas le queda un atisbo de su antigua inteligencia.
  • El Final de Nefarian: El hijo de Alamuerte, Nefarian, se ganó su mala fama por sus horribles intentos de crear dragones cromáticos con la esencia de los distintos Vuelos de Azeroth. Tras su muerte en la Guarida de Alanegra, Alamuerte lo reanimó y le encargó proseguir sus insidiosos propósitos.

La guarida personal del señor del viento Al'Akir, el Trono de los Cuatro Vientos, se desliza por el panorama infinito del Muro Celeste. Ahora que las barreras del plano elemental se han quebrado, Al'Akir es libre para viajar por los vientos de Azeroth a placer. Ha reunido a las más violentas de sus tempestades para barrer toda vida de Uldum y tomar el control de las misteriosas Cámaras de los Orígenes forjadas por los titanes.

Zona: Uldum
Dificultad: (10) Normal, (10) heroica, (25) normal, (25) heroica
Jefes: 2

  • El Cónclave del Viento: Ahora que los tol'vir de Neferset han apresado a Siamat, señor del viento del sur, los tenientes de Al'Akir se disputan su puesto en El Cónclave del Viento. Los miembros restantes son Anshal, señor del viento del oeste: sus vendavales pueden sanar a sus aliados o envenenar a sus enemigos; Rohash, señor del viento del este: sus tempestades pueden destruir las montañas más grandes; y Nezir, señor del viento del norte: sus gélidas tormentas han reclamado más vidas que los demás juntos.
  • Al'Akir: Dotado de gran inteligencia y astucia, Al'Akir el Señor del Viento fue antaño el mejor estratega de los terroríficos ejércitos de los dioses antiguos. Al comienzo del Cataclismo, se alió con Alamuerte usando sus poderes casi divinos en contra de muchas de las antiguas némesis tol'vir de los elementales de aire.

¡Reúne a tus aliados y preparaos para la batalla!